17 de septiembre de 2015

Google no es un simple buscador sino un gigante código fuente


El código de Google es tan extenso que a su lado el código de sistemas operativos completos se queda corto.

Google ha crecido mucho desde que empezase siendo un “pequeño” buscador web, invirtiendo en muchos sectores diferentes que van más allá de Internet. Google se ha vuelto tan grande, que no ha tenido más remedio que reinventarse en forma de Alphabet.
Ahora que Google, la de los servicios de Internet, es una rama independiente dentro de Alphabet, es un buen momento para valorar su verdadero tamaño.

Es difícil hacerse a la idea de lo grande que es el código de Google

Y la respuesta es que Google es grande, muy grande. Entre todos los servicios web de Google (en los que entran tanto el buscador como Gmail, GMaps y otros), Google está compuesto de 2.000 millones de líneas de código. La cifra viene de una conferencia ofrecida el pasado 14 de Septiembre por Rachel Potvin, ingeniera en Google, y es unas 40 veces superior a la del sistema operativo Windows XP, y unas 100 veces superior a la de la aplicación principal de Facebook.




En la conferencia también se han hecho públicos otros datos que arrojan luz sobre el funcionamiento interno de Google. Por ejemplo, es posible que te llame la atención que esas 2.000 millones de líneas de código están todas juntas en un mismo repositorio; es decir, que cuando los programadores hacen cambios los suben al mismo sitio, sin importar en qué servicio estén trabajando, si han cambiado la manera en la que se muestran los resultados o si han introducido mejoras en la velocidad de Maps.

Esto va en contra de la visión de dividir el trabajo en módulos, la considerada la ideal en proyectos de gran envergadura. Google va contra la corriente por una razón, porque ha creado su propio sistema de control de versiones, llamado Piper, al que se conectan los 25.000 desarrolladores de la compañía. Aunque el funcionamiento exacto de Piper y el repositorio no ha sido revelado, es de imaginar que será tan avanzado como otros repositorios como Github, o incluso más; Potvin cree que es el repositorio más grande del mundo.




En total, Piper gestiona unos 85 TB de datos; cada semana, los programadores de Google modifican unos 15 millones de líneas de código que afectan a 250.000 archivos, así que no les interesan las distracciones de otros proyectos con código que no necesitan, ni tampoco quieren molestarse mutuamente borrando o modificando código que está siendo usado por otra persona. Sólo pensar en semejante trabajo puede provocarle dolor de cabeza a cualquiera, y por eso los bots hacen buena parte de ese trabajo.

¿Podremos usar Piper en nuestros proyectos en el futuro? Es posible. Google se ha aliado con Facebook para el desarrollo de un sistema de control de versiones de código abierto diseñado para proyectos de gran escala, pero no hay noticias de su lanzamiento.


Fuente: Omicrono