21 de septiembre de 2015

¿Cartuchos de Vídeo Juegos? Ya no saben que inventar

Bien en este 2015 vamos escuchado todo tipo de cosas raras pero como estas no me las esperaba;

¿que les parece contaminar mas el medio ambiente e inventar una especie de cartuchos de vídeo juego para nuestro smartphone?

Pues si la verdad me parece algo al cuete y mas ocupando nuestra salida del jack para usar nuestros manos libres y escuchar nuestros juegos en buen sonido mientras viajamos, si parece que estamos en una era entre tener algo físico y tener algo totalmente virtual (en software), si no solo pasa en esto también vivimos una etapa donde los discos de vinilo están de moda para algunos y lo digital para otros, creo que esto viene con las mismas especulativas.


Los cartuchos de juegos para móvil llegan para recuperar lo que sentíamos cuando jugábamos hace años.

En la actualidad los videojuegos en formato físico son cada vez menos importantes en el mercado; sólo las consolas dependen de ellos, e incluso en estas no son absolutamente necesarios.

En PC ya nos hemos acostumbrado a comprar juegos en servicios de descarga como Steam, y en smartphones ni siquiera tenemos la opción de usar el formato físico. Todo es digital, pero ¿es eso algo bueno? Desde luego que el método actual de comprar y almacenar juegos tiene muchas ventajas, pero también puede que hayamos perdido algo por el camino.

Cartuchos de juegos para móvil, para los más nostálgicos

Estoy hablando de esa sensación especial que sentíamos cuando soplábamos en un cartucho antes de introducirlo en la consola, del hecho de que el juego ocupe un espacio físico. Los cartuchos pasaron a la historia con la llegada de los discos, y por un buen motivo: eran caros, demasiado grandes, y tenían una capacidad de almacenamiento limitada. Pero al mismo tiempo eran algo especial.
El fabricante japonés Beatrobo siente lo mismo, y por eso ha presentado sus cartuchos de juegos para móvil. Se llaman Pico Cassette, y se conectan con nuestro smarthpone por el conector de auriculares. No son tan grandes como para resultar molestos, así que podemos llevarlos encima en un bolsillo.

Sin embargo, estos cartuchos Pico Cassette en realidad no sustituyen a las apps. El juego no está almacenado en el cartucho, sino que sólo guarda un sonido único que sirve para que la app de Beatrobo identifique el juego que hemos comprado, lo descargue si no lo tenemos aún, y lo ejecute. Este identificador también sirve para llevarnos nuestras partidas guardadas y nuestros juegos a otros dispositivos. Pero, ¿merece la pena la molestia del cartucho si al final vamos a hacer lo mismo que si comprásemos la app?

Fuente: Omnicrono